¿Estás buscando una oficina y parece que ninguna cuadra con las necesidades de tu negocio? Quizás debas plantearte el uso de una oficina compartida. Este tipo de oficinas cuentan con muchas ventajas frente a las oficinas tradicionales.

No todas las oficinas compartidas son iguales, por lo que debes tener algunos aspectos en cuenta para escoger la que mejor se adapte a las necesidades particulares de tu negocio.

En el artículo de hoy, vamos a analizar los beneficios que ofrecen las oficinas compartidas y qué tipo de oficinas compartidas existen.

Beneficios de las oficinas compartidas

Son muchas las ventajas que aportan las oficinas compartidas. Algunas de las principales que podemos destacar de este tipo de oficinas son:

  • No estás atado con un contrato de larga duración, por lo que tienes la libertad de ampliar, o reducir, el espacio y tiempo de uso de la oficina, en función de las necesidades puntuales de tu negocio.
  • Tienes una amplia flexibilidad para disfrutar de los espacios, según los requerimientos de la labor que estés desempeñando.
  • Te permite disponer de un espacio de trabajo que cumple con las características necesarias para desarrollar correctamente tu trabajo.
  • Tienes un lugar adecuado y profesional en el que recibir clientes, reunirte con proveedores, hacer entrevistas a candidatos …
  • Puedes conciliar la vida laboral y familiar de una manera más sencilla, al separar los espacios de trabajo y ocio familiar.
  • No debes adquirir todo el material de oficina necesario para el correcto desempeño de tu labor, ya que la oficina compartida entre sus servicios cuenta con la mayoría del material necesario.
  • Solo pagas por lo que realmente necesitas, tanto en espacio como en tiempo.

Estas son solo algunas de las principales ventajas que ofrecen las oficinas compartidas a tu negocio. Para escoger la mejor opción en función de tus necesidades, debes conocer cuáles son los principales tipos de oficinas compartidas.

Tipos de oficinas compartidas

Existen varios tipos de oficinas compartidas, aunque los más habituales son los coworking y los despachos individuales.

Espacios coworking

Los espacios coworking son bastante flexibles, ofrecen buenas sinergias de trabajo y el espacio se comparte con otros empresarios.

Este tipo de espacios de trabajo puede ser una opción muy buena para autónomos y profesionales que solo necesitan de un puesto de trabajo que esté bien ubicado y sea económico.

Despachos por horas

Los despachos individuales cuentan con una mayor privacidad, ya que solo compartes con otros profesionales los espacios comunes, mientras que el espacio de trabajo es privado.

Los despachos por horas disponen de algunas ventajas adicionales frente a los espacios de coworking:

  • No compartes el espacio de trabajo con personas ajenas a tu negocio, por lo que puedes trabajar de una manera más cómoda y relajada.
  • Es perfecto para negociar aspectos de tus servicios o productos con clientes.
  • La imagen que dará tu empresa al disponer de un despacho privado es más profesional.
  • Podrás tratar con tus proveedores, socios o clientes aspectos confidenciales sin preocuparte por la privacidad.
  • El disponer de tu propio despacho por horas, te hará concentrarte más y mejor en las labores que debes desempeñar en tu trabajo.

Como ves, son muchas las ventajas de las oficinas compartidas por horas. En Justime tenemos lo que necesitas. Contacta con nosotros para informarte de nuestros servicios y oficinas.